PERSPECTIVA HISTÓRICA DE LA CERVEZA ARTESANAL EN ESPAÑA por David Gil

 En los años 80 empezaron a verse las primeras cervezas artesanales en EEUU, en este caso se produjeron   cervezas más suaves y más parecidas a los estilos más tradicionales , desde Golden ale, o blonde ale , algunas pale ale incluso su versión de este estilo,  la american pale ale , en resumen cervezas para todos los públicos, una vez que esto tuvo cuerpo se empezaron a producir cervezas tipo ipas dobles ipas , cervezas mucho más fuertes y amargas. 

En España nos hemos saltado este paso y hemos atacado directamente al mercado con productos “extremos” o muy especiales, dejándonos atrás al mayor número de consumidores. 

 Tenemos en nuestro país dos mercados muy diferentes dentro de la producción de cerveza artesanal, uno es el que más está creciendo, sumando seguidores sólo por el conocimiento de estas cervezas , formado por poco público cuantitativamente hablando pero sabiendo qué quiere y dispuesta a pagar el precio que vale la cerveza, ya que es conocedora del proceso de elaboración y  de los ingredientes que se usan. 

Por otra parte está el mercado de pequeñas fábricas que elaboran y venden su cervezas en lugares cercanos a la fábrica,   intentando llegar a un público, por una parte local y que está dispuesto a seguir y echar una mano a la marca por ser de su ciudad y por otra a aquellos que consumen cerveza industrial habitualmente y que conocen de estas iniciativas por haberlas visto en algún local que frecuentan. 

A nivel nacional la producción de cerveza artesanal   como negocio empezó en Cataluña,   donde comenzaron a llegar materias primas,  en primer lugar de Alemania, lo cual era algo aprovechable ya que por aquel entonces en España, sólo se podía acceder a la malta que usaban las fabricas industriales, así que llegaron productos dirigidos especialmente a los pequeños y medianos productores de cerveza y comenzó de esta forma a hacerse popular. Paralelamente tuvo un gran crecimiento la producción de cerveza a nivel homebrewer, hecho que facilitó enormente la difusión de la cultura de la cerveza artesanal. 

El inicio de la producción de cerveza artesanal se caracterizó por la falta de formación y de información para elaborar el producto y los proveedores de maquinaria eran excasos y de fuera de nuestras fronteras con alguna excepción como es el caso de CMA cma ingeniería química (ahora CMA BREWERY SYSTEMS). La forma de avanzar en la producción de cerveza artesana era por lo tanto por ensayo y error dada la carencia tecnológica que sufríamos. Los aspectos químicos y microbiológicos tampoco se conocían en profundidad por parte de los pocos productores, la poca literatura que había estaba en Inglés o en Alemán, el acceso a la red tampoco era el que tenemos hoy en día. 

Con constancia y paciencia  se pudo enmendar las carencias y  empezó a llegar información a través de empresas que comenzaron a vender materias primas para la elaboración de cerveza 

Este movimiento empezó a tomar más forma, y en Cataluña empezaron a abrir más fábricas llegando a más gente aunque con un producto poco estable, sin mucha “química” y usando la levadura que llegaba que no era mucha; con lo  que todo el mundo  usaba la misma malta, el mismo lúpulo y la misma levadura, podríamos decir que todas nuestras cervezas sabían parecido. 

Con el crecimiento del sector llegó también el desarrollo, y esto trajo información y mejores opciones. Los más aventureros empezaron a viajar,   sobre todo al Reino Unido y a Alemania , los sitios con más tradición y más cercanos a nuestras fronteras. Esto generó también una confusión, ya que los alemanes fabrican lagers y los ingleses, ales. 

 Desde mi experiencia, puedo contar ahora que en aquel momento había que ir donde estaba la información y como he comentado antes, ésto supuso algunas confusiones pues no sabíamos si se fabricaba lager con equipos alemanes o se hacían ales con equipos ingleses o se podía hacer de todo, así que dado que la primera empresa que distribuyó maltas especiales para la elaboración artesanal era alemana, una gran mayoría de productores empezamos a usar técnicas alemanas para hacer cervezas ales, sin saber de maltas modificadas ni que significaba eso: se hacía lo que podía y como la cerveza es muy,  muy agradecida siempre y nuestro paladar se conformaba con cervezas industriales, todos estábamos contentos saliera lo que saliera.

 Diez años después de los inicios surgieron fábricas artesanales con más poder económico y con las ideas más claras habiendo con una mejora notable del producto, con el uso de tecnologías impensables hace un tiempo como la centrifugación o el envasado en lata.

Si bien el inicio estuvo focalizado en Cataluña, este movimiento se

se amplió hacia otros territorios como Madrid, País Vasco o la Comunidad Valenciana. 

En Barcelona la gran mayoría de las fabricas artesanales se han dedicado a un público más extremo, gente que busca cervezas muy especiales, en este momento,  identificado  con lúpulos frescos y cervezas con más grado alcohólico y sobre todo con aromas y sabores muy matizados , cervezas con detalles frutales y florales.  

 En el País Vasco encontramos también fábricas con una importante posición en el escenario nacional. 

En Madrid, este movimiento también empezó hace varios años con fábricas que se dedican a elaborar productos un poco mas “ para todos los  públicos”  si bien también nos encontrados con productos más extremos en algunos casos puntuales.

Hoy en día, algunas de las fabricas más conocidas, han sido adquiridas por grandes grupos empresariales , y esto genera un antes y un después a nivel inversión y poder de distribución, pero las elegidas han sido fábricas que hacen cervezas “para todos los públicos” , lager frescas y pale ales bien elaboradas,.. sus ipas son muy balanceadas y tiene un abanico de opciones  muy amplio según vayan entrando sus consumidores en este mundo de detalles ,…sin entrar tanto en el mercado más extremo. 

Sea como sea disfrutemos de productos frescos y hechos con cariño y pasión, quizás hay que romper algunos actos   que se han convertido en rutinarios pero… nunca es tarde si la birra es buena!! 

Salud-…!

 

FDO. DAVID GIL, consultor free-lance en cerveza artesana. CEO en BREW-CHEM.COM. 

,